Rutina de noche para limpiar tu rostro; dedicado a pieles mixtas o grasas

¿Sabías que ir a la cama sin desmaquillarte acelera en envejecimiento de tu piel? Limpiar diariamente será un hábito que tu piel agradecerá

logo

La tarea de llegar a casa, desmaquillar tu rostro puede ser algo tedioso y cansado después de un largo día.

Sin embargo, integrando rutinas nocturas de limpieza a tu vida no sólo evitas poros abiertos, puntos negros, acné, resequedad y líneas de expresión, sino también creas un hábito de higiene que te cambiará la salud de tu piel.

La siguiente rutina de siete pasos es preferiblemente recomendada a personas que tengan una piel mixta o grasa. Si eres nueva en el mundo del skincare, o cuidado de la piel, no es necesario que comiences con todos los productos. Puedes agregarlos poco a poco a tu vida, conforme veas los resultados en tu piel.

Publicidad

Paso 1: Desmaquillante bifásico

La composición de este producto se integra de partes acuosas y oleosas, pero al momento de agitarlo, mezclaro y aplicarlo sobre la piel, ayuda no sólo a remover todo tipo de maquillaje, sino que además proporciona hidratación en tu rostro.

Una mala creencia que se tiene sobre este paso es que para remover tanto base, como sombras, delineador o máscara de pestañas, es que se debe frotar con fuerza. Sin embargo, esto sólo provoca daños en la piel. En su lugar, sitúa el pad de algodón sobre el ojo y haz un suave masaje con los dedos durante un minuto sobre cada párpado y listo.

Publicidad

No olvides pasar el algodón por las zonas de las orejas, en las comisuras de la nariz y en el cuello donde puedan quedar restos de maquillaje.

Paso 2: Exfoliación de labios

No olvides que el labial, sobre todo si es indeleble y de larga duración, es también maquillaje que necesita ser removido por completo. Para limpiarlos, simula que das un beso al algodón y dejalo por un minuto.

Aprovecha el tiempo mientras sigues limpiando tu rostro y consiente a tu boca con un buen exfoliador de labios. El que más recomiendan las vloggers de belleza es el Lip Scrub de Jeffree Star, ya que además de ser práctico es comestible y hay en una infinidad de sabores.

Paso 3: Enjuaga tu cara con sólo agua

Puedes usar un poco de jabón neutro si sientes un exceso de grasa de maquillaje en el rostro, pero de preferencia utiliza sólo agua.

Publicidad

Paso 4: Mascarilla de ojeras

Puedes consentirte un par de días a la semana ultilizando parches para ojeras.

Encuentra algunas de las mejores opciones para parches en el siguiente link de Sally Beauty.

Paso 5: Mascarilla húmectante

Sí ya usaste unos parches para ojos, y esperarás de 20 a 25 minutos para retirarlos, aprovecha este tiempo y usa una mascarilla hidratante para tu rostro completo.

Recuerda que las mascarillas deben ser una doble piel sobre tu cara, ya que así funcionan de mejor manera. Estira lo más que puedas tu mascarilla y presiona levemente sobre tu piel.

Publicidad

Paso 6: Usa crema hidratante

Limpiar e hidratar tu rostro durante la noche es más importante de lo que imaginas ya que por las siguientes 10 horas las celulas se regeneran y producen hormonas que ayudan a rejuvenecer tu piel.

Para ayudar aún más a este proceso, puedes hidratarte con una crema que contenga ácido hialurónico.

Paso 7: Termina con agua micelar para refrescar tu rostro

Finalmente refresca tu piel y ve a la cama con tu cara 100% limpia aplicando agua micelar. Otra buena opción puede ser el agua de rosas, que incluso es más práctica si consigues su versión de rociador.