Priscila Arias cuenta cómo nació la fatshionista

La conductora de Felizmente compartió cómo se convirtió en pionera en el mundo de la moda 'curvy'

logo

Maquillista, fashion blogger, dueña de una agencia de modelos plus size y de una agencia de marketing digital especializada en campañas de tallas grandes, cuando Priscila Arias comenzaba a indagar sobre este tema en México, encontró que se hablaba únicamente de body positivity y se dejaba totalmente de lado el tema de la moda.

“Yo quería saber qué hay en mi talla y para mi tipo de cuerpo”, contó la experta en moda, “y entonces dije: ‘pues si no existe, voy a ser pionera’”.

Así es como nace “la fatshionista”, nombre de bloguera por el que Priscila es mejor conocida. Que tal cual, dice, como el nombre lo indica, es “moda gorda”.

Publicidad

Con este nombre, se unió a Unicable en el 2018, con el programa “Felizmente”, el cual se compone de una serie de vídeos en los que Priscila ofrece consejos de moda y maquillaje aplicables a la vida cotidiana, animando a las mujeres con cualquier tipo de cuerpo a probar distintos tipos de prenda.

Desde retos como “enseñando brazos” y “usar faldas”, hasta consejos sobre “cómo sobrevivir San Valentín” y “Looks para el trabajo”, Priscila ha cautivado a un amplio público con su personalidad divertida y segura, y ha creado un vínculo con sus seguidoras quienes aplican sus consejos y cumplen con los retos, para después compartirlo en redes sociales etiquetando a la fatshionista, quien posteriormente lo comparte.

Priscila no sólo se dirige a las mujeres plus size, también, a todas las mujeres que tienen complejos, que somos todas, dice.

Publicidad

“Hasta las modelos tienen complejos”.

Cuando Priscilla empezó a estudiar maquillaje de manera profesional ya tenía una carrera en publicidad por lo que lo tomaba como un hobbie, pero después se dio cuenta que podía ser un trabajo y se volvió a editoriales, agencias de modelos, de publicidad y demás.

“Las modelos son bonitas. Pero cuando salen con la producción entera: el pelazo, el maquillaje, la pose, la iluminación… se vuelven espectaculares”, dijo la experta.

“Y una se trauma porque ve en las revistas o los comerciales a las mujeres fabulosas, sin saber que no es solamente la mujer, es un equipo de trabajo completo”.

“Es una composición del trabajo de muchísimos profesionales y una pensando que nunca va a tener la posibilidad de verse o sentirse como esas diosas de revista”.

Al darse cuenta de todo lo que había detrás de una modelo, Priscila empezó a cuestionarse por qué no se hacía con mujeres plus size o chaparras, mujeres que salieran del estereotipo aceptado como modelo.

Publicidad

“El hecho de que alguien diferente al modelo estético aceptado por la sociedad se vea bien, hace pensar a las mujeres que se sienten diferentes que también se pueden ver y sentir bien”, afirmó Priscila.

“Que lo diferente resalte y esté cool. Eso es lo que me gusta también de este movimiento de body positivity: El cambio de roles y de imagen”.

La fatshionista reconoce que ha habido una evolución en el mundo de la moda y lo celebra.

“Está de moda la inclusión”, dice. “Y es la moda más bonita del mundo, porque realmente tiene un mensaje y un impacto positivo”.

Sin embargo, añadió, siguen existiendo muchos diseñadores que únicamente hacen ropa para un tipo de cuerpo y exigen a las modelos tenerlo. El mundo del modelaje curvy, por su parte, también tiene una talla específica demo.

“Yo quisiera ver más diversidad”, dice Priscila. “Virgin, la marca de celulares, por ejemplo, hace unos años sacó modelos curvy modelando un celular”, compartió la conductora de "Felizmente".

Publicidad

“Y me pareció increíble porque no tiene que ser la modelo curvy a fuerza relacionada con ropa de tallas extra”.

Quien ha visto los blogs de la fatshionista aseguraría que no hay un gramo de inseguridad en ese cuerpo, pero no siempre fue así. Priscilla Arias dice haber sido, en algún punto de su vida, la chava que aceptaba relaciones tóxicas y malas amistades.

“Aceptaba cosas que no quería porque estaba necesitada de cariño”, recordó.

“Amarte es un trabajo de todos los días. Tienes que estar ahí para ti todas esas veces que lleguen esas creencias negativas y pensar que la vida es muy corta para estar cifrando tu valor en un cuerpo”.

“La felicidad está ahí para que la agarres el día que tú quieras, con la talla que tengas”, aseguró la fashion blogger.